El país donde todos eran ladrones. Cuento sobre la honradez

Un cuento para adolescentes y mayores sobre las desigualdades

‘El país donde todos eran ladrones’ es un cuento para padres, adolescentes y niños mayores. Se trata de una historia de Italo Calvino, una crítica social al mundo en el que vivimos, en donde existen dos clases muy diferenciadas: los ricos y los pobres. Los honrados y los ladrones.

Es difícil imaginar un país en donde no existan las desigualdades sociales, en donde nadie sea rico y nadie sea pobre. Las desigualdades existen en el mismo momento en el que una sola persona deja de ser honrada o simplemente se salta una serie de normas sociales. Descubre qué ocurrió en un país en donde la paz social reinaba gracias a que todos eran ladrones…

Un cuento para reflexionar sobre las desigualdades sociales: El país donde todos eran ladrones

'El país donde todos eran ladrones', de Italo Calvino

Existió un país donde todos eran ladrones. Por la noche, cada uno de los habitantes de este país salía con una ganzúa y una linterna. Cada noche iban a saquear la casa de un vecino. Al regresar cada vecino, cargado de objetos robados, encontraba su propia casa desvalijada, porque recordemos, todos se robaban unos a otros.

De esta forma, todos vivían tranquilos: un vecino robaba al otro, y éste a otro diferente, y así sucesivamente, hasta llegar al último que robaba al primero. Se cerraba de esta forma el círculo. ¿Qué conseguían? No había ni había ricos ni pobres. Sólo había ladrones.

Un día, apareció en este país un hombre honrado, que desestabilizó todo por completo. Este hombre, cada noche, en lugar de salir a robar, se quedaba en su casa. Así que al llegar el ladrón al que le tocaba robar en esa casa, se tenía que dar media vuelta al comprobar que había luz dentro.

Todos los habitantes del país estaban enfadados. De hecho, era bastante preocupante, porque cada vez que el hombre honrado se quedaba en su casa, un vecino se quedaba sin robar, y al día siguiente no tenía para comer.

Cómo intentaron solucionar el problema en el país de los ladrones

Entre todos consiguieron convencer al hombre honrado para que saliera por las noches de su casa. De esta forma, el ladrón podría entrar en su casa. Pero aunque él accedió, el problema no estaba resuelto. Al fin el ladrón podía entrar en su casa, pero había una casa que se quedaba sin robar, ya que el hombre honrado no robaba.

El país se sumió en un gran caos por culpa del hombre honrado. Los que no eran robados durante la noche, eran un poco más ricos en comparación con aquellos a los que les robaban, por lo que decidieron no seguir robando. Pero los que iban a robar a casa de los que no robaban, se empobrecían más, ya que al estar ellos en casa, no podía entrar…

Pasaron unos cuantos años, y los ricos se dieron cuenta de que si no seguían robando, al final se volverían pobres. Así que decidieron pagar a los pobres para que robaran por ellos. Así no tendrían que salir de casa y nadie robaría en su vivienda, pero ellos sí recibirían beneficios de lo que robaran para ellos. Se firmaron contratos y se establecieron salarios…

Y los ricos se hicieron cada vez más ricos y los pobres más pobres. Y el único hombre honrado que llego a aquel país, no tardó en morir de hambre.

(Italo Calvino)

Reflexiones sobre el cuento de Italo Calvino ‘El país donde todos eran ladrones’

Este cuento, dirigido a niños más mayores y sobre todo a sus padres, es una reflexión sobre la sociedad capitalista. Y una crítica a la falta de honradez que impera en casi todos los rincones.

La importancia de respetar las normas frente a la ética: Italo Calvino utiliza el ejemplo contrario de un lugar en donde ninguno al principio parece ser honrado. Todos roban, pero gracias a ese común acuerdo,  existe una estabilidad y cierta paz que se rompe en el momento en el que uno de ellos decide no seguir las normas. Cuando alguno se salta esa norma, el resto se ve perjudicado y comienzan a crearse desigualdades en la sociedad.

No creas que Italo Calvino intente insinuar que deberíamos ser todos ladrones, sino todo lo contrario: la denuncia es de aquellos que en medio de un mundo honrado, deciden robar y desestabilizan todo.

¿Quiénes son esos ladrones?: lo cierto es que no se trata en realidad de ladrones con linterna y un saco, sino ladrones de ‘guante blanco’, entre los que están por ejemplo aquellos que utilizan a sus empleados para beneficiarse a cambio de un sueldo miserable o esos otros que se dejan llevar por los sobornos o la influencia de poderes y favorecen a sus amigos, perjudicando a los que sí son honrados.

Una gran crítica social, sin duda, sobre la que podremos reflexionar tras la lectura de este cuento corto.

Otros relatos interesantes sobre las desigualdades

Si quieres reflexionar más acerca de las injusticias y desigualdades que imperan en el mundo y la necesidad de contrarestar esto con valores, pude que te interesen estos otros relatos:

El país de las cucharas largas: en el momento en el que nos demos cuenta de la necesidad de sentir empatía, descubriremos que solo ayudando a otros nos ayudamos a nosotros mismos. No te pierdas este increíble relato.

El príncipe feliz: el corazón bondadoso es aquel que sufre ante del dolor de otros y es capaz de desprenderse de todo para ayudarle. Precioso cuento de Oscar Wilde para todas las edades.

La leona y el avestruz: esta fábula nos ayuda a darnos cuenta de cómo podemos conseguir un mundo más justo… ¡con mucha solidaridad!

Las hormigas y el tesoro: una leyenda africana que también habla de justicia y de cómo equilibrar la balanza a favor del más trabajador y bondadoso.

Tal vez también te interese...

Deja un comentario