Gamusinos. Cuento sobre la imaginación y fantasía para niños

La imaginación de los niños no tiene límites. Ese es precisamente su gran don. ‘Gamusinos’ es un cuento sobre la imaginación y fantasía para niños que te hará recordar tu niñez, esa mágica etapa en la que nada era lo que parecía.

Descubre junto a tu hijo cuánta imaginación conservas y cuánta posee tu hijo gracias a esta entrañable historia en la que una niña descubre a unos seres fascinantes: los gamusinos. ¿Quieres saber quiénes son? Pues presta atención.

Un cuento sobre la imaginación y fantasía de los niños fascinante: Gamusinos

Elena se pasaba todas las noches buscándolos. Linterna en mano, y con los ojos muy abiertos. Su abuelo Nicolás le había dicho que eran muy tímidos, y que tenía que intentar dar pasitos muyyyy pequeños (para no hacer nada de ruido). Le dijo que les gustaban mucho los niños, pero que preferían observar desde su escondite porque no querían que les descubrieran.

Y así es como se enteró Elena de la existencia de los Gamusinos.

Como apenas los había visto nadie, no se sabía muy bien cómo eran. Unos decían que con pinta de ‘ardillitas’. Otros que más bien parecían duendes. Los otros, que si más bien alargados, como los gusanos.

Elena se los imaginaba pequeñitos, pero con la cabeza grande y el pelo de punta. Seguro que tenían cola. Y ojos, orejas, brazos y piernas. De todo esto, dos. Lo normal, vaya.

Seguro que los gamusinos eran muy traviesos. Se los imaginaba risueños y saltarines. Muy saltarines. Lo mismo brincaban como los conejos. O como los muelles. Tenían que ser muy divertidos, eso seguro.

Elena les buscaba por el jardín de casa. Y en el parque, junto a los columpios. Porque lo mismo por la noche salían a tirarse por el tobogán. ¿A quién no le apetecería tirarse por el tobogán?

Lo que sí tenía claro Elena es que los gamusinos eran la mar de escurridizos. Porque una vez les vio. ¡Sí, sí!  Les vio con sus dos ojos… estaban escondidos en la hierba del jardín. Pero en cuanto se acercó…¡zas!… se escondieron.

“No hay manera”- pensó Elena. Pero ella siguió buscándolos todas las noches. Durante todo el verano. Y cuando comenzó el colegio, les contó a todas sus amigas su gran secreto. Y todas comenzaron a buscar gamusinos. Linterna en mano y con los ojos muy abiertos. Lo más divertido es que cada una los vio de una forma diferente: alargados, pelirrojos, con sombrero, sin sombrero…

Y eso (pensó Elena) es lo más asombroso de todo. Cada Gamusino… ¡¡es único!!

(©Fanny Tales 2013)

Reflexiones de Los Gamusinos para tu hijo

Con este cuento trabajarás:

La imaginación y gran poder creativo.

La curiosidad, como motor del aprendizaje.

La ilusión de descubrir un misterio y el gran poder de atrección de los secretos.

¿Alguna vez escuchaste hablar de los gamusinos durante tu infancia? Seguro que tenían nombres distintos en otros países. Eran seres increíbles y escurridizos, como los duendes y las hadas. Son seres fantásticos en los que se cree o no se cree… pero que están ahí, en la imaginación, en la poderosa imaginación de los niños.

La imaginación nos hace ilusionarnos, descubrir, crear… ¡es fascinante! Y por supuesto, leer cuentos como el de los Gamusinos, despierta y activa la imaginación de los niños.

‘Gamusinos’ también nos habla de ilusión, de misterio y de descubrimiento. Un niño aprende cuando se ilusiona y sobre todo cuando siente curiosidad por algo. En el momento en el que descubre por primera vez, algo que desconocía, de pronto siente que crece por dentro, que madura, que es más sabio y más poderoso. ¡¡Y su autoestima aumenta!!

Por eso, no dejes de leer este cuento con tu hijo, de imaginar cómo serán los gamusinos, de buscar con la linterna por el jardín, alguno… Y si los veis, podéis dibujarlos, para que todos sepan cómo son esos tímidos y pequeños seres.

Utiliza esta historia llena de fantasía para potenciar la concentración y atención de tu hijo, y después de leer el cuento, hazle algunas de estas preguntas de comprensión lectora:

  1. ¿Qué buscaba Elena en el jardín y el parque?
  2. ¿Cómo le habían dicho a Elena que eran los gamusinos?
  3. ¿Pudo ver al final Elena algún gamusino?
  4. ¿Y cómo eran los gamusinos que vio Elena?
  5. ¿Vieron sus amigas de clase también a los gamusinos?
  6. ¿Eran parecidos a los que vio Elena?

Tal vez también te interese...

4 comentarios en “Gamusinos. Cuento sobre la imaginación y fantasía para niños”

Deja un comentario