Las historias de Miguel: “Los sueños”

Cuento infantil para incentivar la imaginación de los niños

¡Ojalá conserváramos siempre la imaginación que teníamos de niños!, ¿verdad? ‘Los sueños’ es un cuento infantil lleno de fantasía, las respuestas a preguntas muy curiosas de un niño de cinco años.

Por ejemplo… ¿tú sabes dónde se guardan los sueños? No te pierdas las reflexiones de Miguel, que una vez más nos sorprende por su creatividad e imaginación.

Un cuento infantil para incentivar la imaginación: Los sueños

Cuento infantil para incentivar la imaginación

Presta atención a las reflexiones de Miguel, un niño que se hace y nos hace esta pregunta: ¿y dónde se guardan los sueños que se sueñan?

‘Yo sé dónde se guardan los sueños: en las nubes.

Las nubes que están más gorditas, están llenitas de sueños. Por la noche los van dejando caer como si fueran copos de nieve. Pero son invisibles. Lo que no sé es si en la lluvia también va algún que otro sueño. Igual se montan en las gotas de agua como si fueran caballitos y llegan hasta el suelo. Por eso algunas flores también están hechas de sueños.

Por qué no recuerdas los sueños bonitos

Tampoco sé por qué de los sueños bonitos casi no recuerdas nada. Y de los malos, todo. Me gustaría saber dónde está el interruptor para apagar los sueños malos y encender los buenos.

Aún así, algunas veces, te acuerdas de los sueños buenos. Bueno, también los hay “pichí, pichá”: un poco buenos y un poco malos. De esos, te acuerdas casi siempre.

Por ejemplo:

1. Sueños malos: Un sueño malo es cuando te persigue un hombre y caras “happy” y “sad”. O cuando sueñas que te castigan en clase por algo que no hiciste. También hay sueños terroríficos, pero de esos prefiero ni hablar.

2. Sueños pichí-pichá: Un sueño pichí-pichá es cuando subes hasta la luna de un salto y bajas en paracaídas. Ves una casa voladora con unas enormes alas blancas y te subes. Pero luego aterriza en la azotea del cole…

3. Sueños buenos: Y los sueños buenos,  tienen que ver con los coches de carreras, la playa, los helados y las fresas. Y por supuesto, el chocolate. Ese igual entraría en la categoría de sueño estupendo.

Qué complicado es esto de los sueños. Algún día descubriré cómo subir hasta las nubes para ordenarlos bien y que me caigan sólo los sueños buenos. Bueno, venga, y los pichí-pichá. No sea que los buenos se acaben, como el agua cuando hay sequía’.

(‘Los sueños’ © Fanny Tales 2014)

Reflexiones sobre el cuento infantil corto  ‘Los sueños’ para tu hijo

Los sueños plantean muchas preguntas a los más pequeños. Al principio, es difícil explicarles por qué a veces tienen pesadillas, y cómo librarse de ellas. Miguel nos sugiere un original lugar en donde pueden estar encerrados los sueños hasta que caen por la noche en forma de copos de nieve.

Además, nos ayuda a catalogar los sueños según sean buenos, regulares o malos. Tal vez esta sea una buena idea para que tu hijo te explique cuáles son los sueños que le gustan y cuáles los que le dan miedo. Así, puedes ayudarle a eliminar los sueños malos y las pesadillas.

Juega con tu hijo a imaginar. Este cuento es fantástico para incentivar la imaginación y la creatividad de los más pequeños. ¿Y si juegas con tu hijo a pintar con colores los sueños?

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

Si quieres, puedes utilizar este cuento corto para mejorar la atención y la comprensión lectora de tu hijo. Utiliza estas preguntas al terminar la lectura:

1. ¿Dónde cree Miguel que están encerrados los sueños?

2. ¿Y cómo llegan por la noche hasta los niños?

3. ¿Cuántos tipos de sueños hay?

4. ¿Podrías poner un ejemplo de sueño ‘pichí-pichá?

5. ¿Y un ejemplo de sueño bueno?

Tal vez también te interese...

Deja un comentario