Los ratones. Poesía sobre la resolución de problemas para niños

‘Los ratones’ es un fantástico poema sobre la resolución de problemas para niños. Un poema muy popular, escrito por el gran Lope de Vega, que nos ayuda a reflexionar con lo niños acerca de la resolución de conflictos…

Una cosa es llegar a un acuerdo para resolver un problema y otro bien distinto, llevarlo a cabo. El problema no se resuelve mediante palabras, sino mediante actos. Este poema de Lope de Vega es fantástico para advertir a los niños de que la resolución de un problema no termina con una gran idea, sino con un valeroso acto.

Poesía de Lope de Vega sobre la resolución de problemas: Los ratones

Juntáronse los ratones

para librarse del gato;

y después de largo rato

de disputas y opiniones,

dijeron que acertarían

en ponerle un cascabel,

que andando el gato con él,

librarse mejor podrían.

Salió un ratón barbicano,

colilargo, hociquirromo,

y encrespando el grueso lomo,

dijo al senado romano,

después de hablar culto un rato:

¿Quién de todos ha de ser

el que se atreva a poner

ese cascabel al gato?

(Lope de Vega)

Reflexiones sobre el poema ‘Los ratones’, de Lope de Vega

Palabras que tu hijo tal vez no comprenda:

– Barbicano: de barba canosa.

– Colilargo: de cola larga.

– Hociquirromo: de hocico con poca punta.

– Encrespar: erizar.

Para resolver un problema, nada como una ‘lluvia de ideas’, una asamblea en donde varias personas opinan y dan diferentes soluciones. Piensan más varias cabezas que una sola. La asamblea organizada por los ratones, es por tanto un buen comienzo para dar con la solución de un gran problema: dejar de vivir atemorizados ante la presencia de un sigiloso gato que aparece cuando menos se lo esperan.

Para escucharle cuando se acerca, a los ratones se les ocurre ponerle un cascabel. De esa forma, dejarían de vivir con tanto miedo. Pero llegados por fin al acuerdo, falta lo más importante: materializar la idea… ¡¡llevarla a la práctica!!

Con este fantástico poema, Lope de Vega nos deja clara una cosa: de nada sirve hablar. Lo que realmente se necesitan son hechos. De nada sirve proponer fantásticas ideas si no se llevan a cabo. Y de nada sirven las palabras bonitas sin un valiente que se ofrezca para enfrentarse al enemigo.

Utiliza esta divertida poesía de Lope de Vega para mejorar la atención y la comprensión lectora de tu hijo. Puedes ayudarte de estas preguntas:

  1. ¿Qué debatían los ratones en la Asamblea? ¿Cuál era el problema?
  2. ¿Qué deciden hacer los ratones para solucionar el problema con el gato?
  3. ¿Qué les falta hacer a lo ratones para solucionar definitivamente el problema y llevar la idea a la práctica?

Deja un comentario